“La palma de tagua Phytelephas seemannii es de origen suramericano, las áreas de distribución están ubicadas en zonas húmedas y cálidas del Choco biogeográfico. El trabajo con las semillas de la palma de tagua es una lección de vida que permite compartir con la humanidad una nueva expresión a través de un arte que tiene en cuenta la armonía con la naturaleza.

El auge de los productos verdes en el mundo ha contribuido a prestar atención a la tagua, que puede llegar a reemplazar el marfil, creando conciencia en las personas para apoyar la protección de especies silvestres en vía de extinción en el mundo como narvales Monodon monoceros, morsas Codovenus rosmarus, elefantes loxodanta africana; que son perseguidos comercialmente para obtener el marfil.

En los años 80´s alrededor de 700.000 elefantes fueron eliminados para este fin¨

Boletín estampilla Palma de Tagua 1997
Dora Emilia Sánchez Linares